Olvido

El olvido el algo volátil,
se funde en el aire,
se lo llevan los vientos,
se evapora
como las gotas de agua
en la piel del verano.

El olvido concede respiros,
brisas de cambio,
renovados amores,
indiferencias incandescentes.

Nada evoca el olvido,
nada lo espanta,
nadie le invita,
nadie lo recibe.

Olvidar es algo bello,
nos hace felíces,
nos hace daño hasta matar,
nos da indiferencia,
llanto y pesadumbre.

El olvido permanece
y se deshace a la vez,
le tememos como a la pólvora
y le necesitamos sin remedio.

El olvido lo es todo,
es la vida misma,
es renacer y morir,
es la muerte en su lecho,
es la agonía de los vivos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cada uno de vosotros

El juicio

Acciones sin pensar