sábado, 20 de febrero de 2016

Desamparo

Te pido un rescate,
con la miel en los labios
y un no en el ambiente.
Te pido que me salves de este sin vivir,
que me des la mano,
un golpe certero que me quite la razón.
Te pido que me llames,
aún cuando me vaya,
aún cuando ya no quede nada.
Te pido un argumento,
un tamiz por el que mirar,
un cristal que vele lo poco que me queda.
Te pido que me lleves,
amiga mía, la muerte,
para no volver jamás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario