viernes, 1 de julio de 2016

Acabados

Se me acabaron todas las páginas del calendario y todos los segunderos de los relojes digitales.
Se me acabaron las ganas de una lucha sin cuartel contra otros labios y otros nombres.
Supongo que se me acabó todo lo malo de repente y sin tener que meditarlo mucho.
Y es que quizás haya mil mejores, pero se me han acabado las ganas de búscalos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario