Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2016

Meditaciones

Se me ha quedado cristalizado en la retina el momento exacto en el que dejé de ser yo. Ya no era mi imagen, sino el sucedáneo más barato de ser humano que encontraría un ciego por la calle. Ya no eran mis manos las que se movían como antes o mis palabras las que me daban voto. Se callaron las luces porque no era a mi a quien iluminaban. Se ignoraban las miradas de la gente en la calle para no pronunciar la pregunta, por miedo de saberme allí, entre la multitud.
Ya no eran mis labios lo sencillo de estas letras, ni mi voz la que entonaba canciones de amor. Ya no eran mis latidos moviéndome con gracia, o el lago azul el reflejo de todos mis anhelos. Ya nada era mio, mi definición había dejado de contenerme.

Me vi a mi misma pronunciando perdones, midiendo mis ideas sobre papeles imaginarios, milimetrando respuestas que nunca encajaban en el galimatías de una señal de radio. Me vi dejando caer una lágrima de pena por cada valle y cada cumbre, cada vela caída y cada vez que me daba cuenta…