Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2014

Un sentir particular.

Inoportunos silencios
en los albores del mundo,
en las ráfagas de vida, 
en los amores pasajeros.

Pérdida marchita
de un sentido moribundo,
podrido de ira,
sarcásmo de mensajero.

Volantes de uranio,
pozoñoso el calor
y mechado el daño.
Aires de ti
en suspiros de los otros,
en tus caricias me baño.

Breve gozo,
breve beso
y breve el deseo
de anhelo,
de mentiras
y de gloria.

Recuerdos de tu amar

Dame los besos
que se pierden
en tus labios
con silencios que matan.
Cura el desengaño,
el amor,
el deseo,
o las ganas de quererte,
con un sueño
o con el viento,
que me susurra
que no me vaya.

Son las luces
de esta habitación
que me dicen
que me quede,
te socorra
o te empuje
al más loco desengaño.

Tu piel
quema mis velos,
les da vida,
titilan en mi cuerpo
y revocan mi fe,
me convierte
a una nueva religión,
de dios pagano,
de dios tu nombre.

Sueño en cualquier noche
o todas a la vez,
que se apaguen
las ilusiones
que me llevan a tu querer,
que me guían
por el abismo
de tus encantos pasajeros
de tu aura permanente.

Despierto hoy
sintiendo aún tus besos,
tu piel
y tu alboroto,
te siento en mi cama,
en el aire,
en la vida,
ojalá algún día
sea ese sentir la realidad
de mí, yacer vacía.