Un sentir particular.

Inoportunos silencios
en los albores del mundo,
en las ráfagas de vida, 
en los amores pasajeros.

Pérdida marchita
de un sentido moribundo,
podrido de ira,
sarcásmo de mensajero.

Volantes de uranio,
pozoñoso el calor
y mechado el daño.
Aires de ti
en suspiros de los otros,
en tus caricias me baño.

Breve gozo,
breve beso
y breve el deseo
de anhelo,
de mentiras
y de gloria.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cada uno de vosotros

El juicio

Acciones sin pensar