Vivaz

No veía en ti,
pasión ferviernte,
las luces elocuentes
y los fuegos danzarines
en esos ojos ajenos.
Morfeo tentador
ha dejado caer la gota,
astuta y descarada,
entre sombras de escalera
y una búsqueda apasionada.
Has tomado
sin saberlo
mis manos en tus manos,
tu sonrisa con la mía,
un destello en mi mirada.
En un salto,
entre alboroto y desmesura,
has besado una mentira,
sellada entre los humos
con los labios del suicida.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cada uno de vosotros

El juicio

Acciones sin pensar